¿Cual es la diferencia entre separación y divorcio?

Cuando hablamos de divorcio o de separación siempre surgen algunas dudas que hoy, desde AMG Procuradores os queremos resolver:

La separación judicial es la interrupción del matrimonio por la voluntad de uno de los cónyuges. Se pierde también el vínculo entre los bienes de ambas personas, es decir, desde que se produce, ninguno de los cónyuges puede vincular los bienes que tenga al otro. Tampoco se hará responsable de las deudas que adquiera la otra persona. Además, en un estado de separación, los derechos y deberes que reconoce el Código Civil para el régimen matrimonial quedan suspendidos en tanto dure la separación. Para volver a un régimen matrimonial pleno, ambos cónyuges deben comunicárselo al juez que dictó la separación y éste volverá a restituir todos los derechos y las obligaciones que conlleva.

Puede realizarse a partir del tercer mes del enlace matrimonial sin que se tenga que motivar, aunque si se quiere solicitar antes de estos tres meses también se puede. Eso sí, debemos justificar que el otro cónyuge ha puesto en peligro nuestra vida o nuestra integridad o ha cometido un delito contra nuestro honor.

El divorcio es un paso más allá. Supone la disolución total del vínculo matrimonial, es decir, como si nunca se hubiera producido. En este caso, los cónyuges no pueden reconciliarse y comunicárselo al juez, sino que tendrían que volver a casarse como si fuera la primera vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*