Acoso: pruebas necesarias para denunciar

El delito de acoso no existía como tal antes de la Reforma del Código Penal que entró en vigor el 1 de julio de 2015, en la cual regularon el acoso como un delito específico.

En la entrada de hoy vamos a analizar que pruebas se necesitan para poder denunciar este delito.

Probar el acoso en algunos casos puede resultar complicado porque la persona que lo realiza no deja rastro. Sin embargo, es importante guardar o tener en cuenta todo aquello que pueda servir después en una posible denuncia para demostrar la existencia de acoso, por ejemplo:

  • Informes médicos o psicológicos de haber sufrido depresión, ansiedad, insomnio, estrés crónico, etc.
  • Partes de baja que te haya dado tu médico de cabecera por haber sufrido alguno de los trastornos anteriores.
  • Denuncias anteriores.
  • Correos electrónicos en los que se nos haya amenazado, insultado o dado un trato vejatorio.
  • Fotografías.
  • Mensajes en aplicaciones de mensajería instantánea o foros.
  • Pantallazos de comentarios o publicaciones en redes sociales.
  • Testigos. Por ejemplo, compañeros de trabajo en caso de acoso laboral, o compañeros de colegio en caso de acoso escolar.

Es muy importante que todas las pruebas se consiguan de forma legal, ya que todas aquellas recabadas de manera ilegal NO tienen validez y puedes cometer un delito.

Si tienes dudas sobre la forma de obtener alguna prueba o sobre la forma de denunciar el acoso, consulta con nosotros. Te aconsejaremos e indicaremos qué puedes hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*