Consejos para antes de firmar la hipoteca de tu casa (I)

La compra de un inmueble suele ser la adquisición y la decisión más importante que afronta una familia. Y esto siempre va seguido de una palabra clave: hipoteca. El préstamo hipotecario es uno de los grandes quebraderos de cabeza. Antes de continuar con los engorrosos trámites suelen surgir dudas a la hora de formalizar el contrato con el banco, sobre todo porque desconoce los pasos a seguir, la valoración de la oferta, la documentación requerida, los gastos de tramitación, los requisitos exigidos, etc.

Por esto, antes de decantarse por una determinada entidad bancaria a la hora de adquirir un inmueble, es imprescindible tener todos los puntos claros. Aquí os dejamos una serie de preguntas que deberás responder con claridad antes de embarcarte en una compra.

Si es de tipo variable, ¿el interés sólo depende del índice de referencia? No, también dependerá del diferencial bancario que se negocie con la entidad. Para conseguir el porcentaje final hay que sumar el índice de referencia (euríbor o IRPH) y el diferencial bancario cuya cuantía será pactada por el cliente y el banco y, por lo tanto, también puede variar de un caso a otro.

¿Qué productos vinculados tiene la hipoteca? Normalmente, el diferencial bancario suele ser menor cuantos más productos vinculados se contraten. Conviene hacer balance de si merece la pena, ya que puede no ser demasiado rentable económicamente. ¿Cuales son, entonces, las más comunes?

– Domiciliación de nómina. Conviene asegurarse de que no tenga comisiones excesivas.
– Tarjeta de crédito o débito. Es muy importante conocer el TAE, si es de crédito y sus costes de mantenimiento.
– Domiciliación de recibos. Se recomienda preguntar las condiciones ante devolución de facturas, descubiertos, etc.
– Seguros de vida, desempleo y hogar, planes de pensiones, etc. Hay que valorar la periodicidad del pago y saber si se tiene derecho de cancelación. El seguro de hogar es obligatorio, aunque sea con otra entidad aseguradora.

¿Qué comisiones hay que pagar? La concesión de la hipoteca suele conllevar una comisión de apertura que engloba los gastos de tramitación. También será necesario conocer otras: por cancelación total o parcial, por amortización anticipada, novación (deseo de cambiar de plazo o tipo de interés), que puede variar entre el 0 y el 1% del capital pendiente la amortización, o subrogación (cambiar de banco). En este último caso, no debe superar el 0,5% durante los cinco primeros años de vida del préstamo hipotecario, ni el 0,25% el resto de años.

Próximamente, más detalles sobre la hipoteca y la nueva ley hipotecaria. Pero, para más información, no dudes en consultar a Audilex Asesores.

Fuente: 20minutos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*