¿En qué consiste el contrato fijo-discontinuo?

Los contratos fijo discontinuo son cada vez más recurridos porque las empresas adaptan con estos sus plantillas durante meses concretos del año. Pero, ¿sabemos exactamente qué supone ese tipo de contrato y cuales son los derechos que implican?

El contrato fijo-discontinuo es un tipo de contrato indefinido que se acuerda para llevar a cabo trabajos que tengan un carácter fijo, estable, pero que serán discontinuos en el tiempo. Estos trabajos son muy recurridos en sectores como el escolar, la recogida de la fruta o el turismo.

Estos contratos tienen que se necesariamente detallados por escrito y en el modelo oficial de contrato indefinido fijo-discontinuo del Servicio Público de Empleo Estatal. Debe indicar la duración estimada de la actividad y los criterios de Convenio Colectivo aplicable para realizar el llamamiento. Si el contrato no se realiza por escrito se dará por sentado que la jornada es completa, salvo que la empresa acredite que el contrato era a tiempo parcial.

Si eres trabajador fijo discontinuo podrás tener jornada completa o parcial, siendo tu relación laboral indefinida. A diferencia de los contratos laborales donde se establece el tipo de jornada (completa o parcial) y la distribución horaria (semana, días u horas), en los contratos que estamos comentando en el post se indica la duración estimada, pero incierta, de la actividad que se desarrolla con este tipo de contrato. De este modo, se refleja de manera orientativa la jornada laboral que se realizará y su distribución. Si quieres hacer horas complementarias tendrás que tener una jornada parcial.

Respecto al salario, el fijo-discontinuo percibirá exactamente los mismo conceptos retribuidos que se contemplen en el Convenio Colectivo para sus compañeros con contrato indefinido. Pero dependerá de las horas que efectivamente trabaje y las horas complementarias de un trabajador fijo-discontinuo se abonarán al mismo precio que las horas ordinarias y se tendrán en cuenta para las cotizaciones, tanto de Seguridad Social como desempleo.

La cotización a la Seguridad Social se lleva a cabo en los mismos términos que un trabajador indefinido, es decir, para las contingencias de enfermedad común, incapacidad y jubilación; así como, por desempleo. La base reguladora de su cotización será la que figure como su salario mensual por las horas trabajadas, tanto las horas ordinarias, como las complementarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*