¿Por qué Hacienda no te ha devuelto aún la parte del IRPF que te corresponde?

Las vacaciones ya han terminado y la mayoría de contribuyentes han recibido su dinero. Hasta agosto, Hacienda ha devuelto más de 7.300 millones de euros a 11,7 millones de contribuyentes, efectuando el 83,9% de las devoluciones. Por el momento quedan 2,2 millones de declaraciones pendientes de entregar.

Pero si aún no has recibido lo que te corresponde, quizás deberías saber cuáles son los plazos de la Agencia Tributaria y cuáles podrían ser los motivos del retraso del pago.

Respecto a plazos, la Administración tributaria tiene que practicar una liquidación provisional dentro de los seis meses siguientes al término del plazo establecido para la presentación de la declaración, que tuvo lugar el pasado 30 de junio. En este sentido, Hacienda tiene como límite hasta el 30 de diciembre.

Si no se realiza la devolución dentro de este plazo, Hacienda ha de devolver de oficio aquel importe. Si no hubiese ordenado el pago de la devolución por causa no imputable al contribuyente, cuando lo haga, tendrá que devolver el importe pendiente más los intereses de demora devengados desde el día 31 de diciembre hasta su devolución.

El tipo de interés de demora del año 2017 es el 3,75% y el de 2018 será aprobado por la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2018.

La devolución se lleva a cabo por transferencia bancaria, aunque puede autorizarse el pago por cheque cruzado o nominativo.

Pero ¿por qué Hacienda se habrá retrasado? Por lo general, los contribuyentes que confirman el borrador tal cual los primeros días de campaña son los que antes obtienen las devoluciones, llegando a recibir incluso en 48 horas. En este sentido, el contribuyente suscribe la documentación aportada por Hacienda y avala que todo es correcto. Si existe alguna modificación en el borrador o se corrigen o añaden datos, es posible que pase algo más de tiempo en verificar los cambios, al igual que si se hace de manera manual, que retrasará el proceso por el cotejo más exhaustivo.

Pero las causas más habituales de retraso suelen estar relacionadas con la desgravación por la compra de la primera vivienda. También si se ha disfrutado de algún periodo de excedencia o si hay diferencias con declaraciones de años anteriores en circunstancias personales o familiares como un divorcio, un cambio de residencia, etc.

Fuente: Cinco Días

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*