¿Una inspección de trabajo obliga al registro de horas de la empresa?

El pasado año, la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social establecía mediante instrucción la obligación de realizar un seguimiento y control del horario de los empleados, tanto de los que se realizaban horas extras como de los que no.

No obstante, en la actualidad, más de 1.300.000 empresas registradas en la Seguridad Social, y tras la reinterpretación que con su sentencia del pasado 21 de marzo realizó el Tribunal Supremo del artículo 35 del Estatuto de Trabajadores, la Inspección de Trabajo determinó que no era obligatorio por parte de la empresa o autónomo el registro de la jornada de sus trabajadores.

Esto se vio materializado en la instrucción 1/2017, con fecha 18 de mayo, y en la que se determina la falta de “infracción del orden social” en la omisión de ese control. Así, los inspectores ya cuentan con directrices claras de actuación.

Este cambio no afecta al control de horas extraordinarias y de la jornada a tiempo parcial. Las empresas seguirán estando obligadas a hacer un seguimiento de las horas extras que realicen sus empleados y además, como hasta el momento, facilitar cada mes al trabajador y a los representantes legales una copia del cómputo de las horas extraordinarias.

¿En qué casos puedo cometer una falta como empresario respecto al control de horas extras de mis trabajadores? Si tienes próxima una visita de inspector ten en cuenta los distintos supuestos por los que deberías tener que pagar entre 625 y 6.250 euros. Estas son las siguientes:

Si las horas extras no están declaradas, mediante acta de liquidación levantada por la Inspección de Trabajo el trabajador debe cotizar lo no declarado con recargo del 20% para tu empresa.

Si se abonan las horas extraordinarias a un trabajador pero estas horas no figuran en la nómina o se remuneran bajo otros conceptos salariales, esto será considerado infradeclaración, lo que supondría un acta de liquidación, en cuyo caso la infracción podría alcanzar los 185.000 euros de multa.

Si se excede el límite legal de 80 horas anuales extraordinarias la sanción se considerará grave. Por otro lado, si existe denuncia por falta de comunicación de las horas extraordinarias realizadas por los trabajadores a los representantes legales.

Fuente: El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*